Pro y Contra de la externalización de la gestión energética

Pro y Contra de la externalización de la gestión energética

El alumbrado público supone para las arcas municipales la partida presupuestaria más alta después de salarios. La empresa, que «cobraría un máximo, siempre por debajo de esa cantidad», externalizardeberá invertir en tecnología para reducir en consumo y obtener rentabilidad. Solo en los seis primeros meses, debería de invertir el 100% del presupuesto en mejoras descritas en la auditoría para mejorar los cuadros eléctricos, redes, instalar/adaptar software y cambiar a led u otros sistemas que puedan proporcionar ese ahorro.

A nivel europeo, se ha aprobado el triple objetivo “20-20-20” para el año 2020 por el cual se debe conseguir que el 20% del consumo de energía final provenga de fuentes renovables, que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% (con respecto a las de 1990) y que se produzca un ahorro del 20% del consumo de energía respecto del consumo tendencial.

Dichos objetivos requieren la aplicación de medidas tanto en el ámbito del ahorro y eficiencia energéticacomo en el de las energías renovables, constituyendo los servicios energéticos y las ESE una vía de consecución para alcanzarlos.

Del mismo modo, en dicho Real Decreto-ley 6/2010 se contempla que “el servicio energético prestado por la empresa de servicios energéticos (E.S.E) consistirá en un conjunto de prestaciones incluyendo la realización de inversiones inmateriales, de obras o de suministros necesarios para optimizar la calidad y la reducción de los costes energéticos. Esta actuación podrá comprender además de la construcción, instalación o transformación de obras, equipos y sistemas, su mantenimiento, actualización o renovación, su explotación o su gestión derivados de la incorporación de tecnologías eficientes. El servicio energético así definido deberá prestarse basándose en un contrato que deberá llevar asociado un ahorro de energía verificable o medible ”.